sábado, 2 de abril de 2016

Como porcelana antigua

La afición a la restauración, como a la lectura, la heredé de mi padre. Fue él quien trajo a casa estas patas de una antigua máquina de coser, y su sobre de madera, que una conocida iba a tirar. Ahora es una mesa auxiliar en el salón de una casa de campo, en realidad un antiguo cortijo en Andalucía, la tierra del arte:) 



Así fue el proceso:

Las patas las limpié bien con limpiador jabonoso y las pinté en gris forja. Me gusta que mantenga su aspecto original. 



La parte de los cajones de la tapa de madera la enceré con cera oscura y cambié los tiradores de los cajones. Tenía carcoma, que traté pulverizando en los agujeros, pero que no tapé… Me gustaba así.




Lo peor era el sobre, como podéis ver forma el hueco de la máquina y tiene una parte chapada en muy mal estado.



Se me ocurrió poner un cristal para cubrir este chapado, decorado con decoupage. Creo que es una buena idea para "tapar" el sobre de una mesa irreparable... 
En primer lugar, apliqué Craquelador (en dos fases, se aplica una primero y la otra en sentido contrario y se cuartea). A continuación un poco de betún de judea y cera para que se oscurezca y se note el craquelado. 
A continuación, de una servilleta con un dibujo que parecía antiguo fui recortando y uniendo para formar una cenefa como la de las porcelanas antiguas. De hecho me recuerda a mi vajilla de La Cartuja de Sevilla y fui pegándola en el cristal con pegamento de decoupage. 




Una vez seca, pinté con pintura blanca y un trocito de esponja, golpeando suavemente toda la servilleta por detrás para resaltar el dibujo. 
Después, y también con esponja fui pintando todo el cristal, haciendo un esponjado en los mismos tonos de la servilleta. Con un pincel mojado en betún de judea salpiqué el cristal por detrás, para que tuviera las “manchas negras de los años” y pareciera antiguo. 




Un poco de barniz mate al agua para proteger la pintura por detrás y terminado!!



Tengo que decir que este trabajo tiene más de 10 años, en la casa de campo dónde está hay mucha humedad y el decoupage del cristal está como el primer día:)

Gracias por vuestras visitas y comentarios.


Un beso y hasta pronto!!

9 comentarios:

  1. Ohhhh qué trabajo tan bonito!!!! me encanta de arriba abajo, sin perder ni un afiche de su encanto y vida. Precioso lo que has hecho en el cristal!! los tiradores, el tono de la madera, la parte metálica igual.
    Tan sólo los agujeros de la carcoma me choca verlos, pero sí es cierto que hay quien prefiere dejarlos tal cual, y es algo muy personal.

    Tu padre sabía que harías un buen trabajo, y así ha sido.
    Voy a compartir tu trabajo ;-)
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. precioso trabajo, esta muy bonita, me parece muy original lo del cristal con la servilleta, es verdad parece porcelana de las de la Cartuja de Sevilla!!

    ResponderEliminar
  3. Precioso trabajo y una idea original lo del cristal. Besotes.

    ResponderEliminar
  4. Al natural está todavía más bonita y, es verdad, no se estropea con el paso del tiempo.

    ResponderEliminar