viernes, 16 de junio de 2017

Banderines y Lienzos


Después de recuperar los muebles para el dormitorio de mi hija que os conté aquí, nos encontramos con las paredes vacías... así que empezamos a pensar en cómo decorarlas...




Para colocar sobre el cabecero de la cama, ya os dije que compré en Casa una letra con su inicial y la decoré con decoupage con una servilleta de florecitas de Ikea. Le puse una cuerda con la pistola de silicona y ya está colgada en su sitio;)



Teníamos el problema de que todo lo anterior no era apropiado para su edad… hemos tardado tanto en cambiar su dormitorio que todo era muy de niña pequeña. Ella ahora está en la edad en la que le encantan las frases tipo Mr Wonderful (Si puedes soñarlo, puedes hacerlo… etc) Así que imprimí un montón de estas frases que encontré en Pinterest y ella eligió las que más le gustaban.


Compré unos lienzos en blanco y pegué con cola de empapelar las frases que había elegido. Hay que insistir con el pincel para que no queden burbujas de aire… y pasar una lija por el borde del papel que sobresale del lienzo. Como el folio es blanco y el lienzo también, parece que se funden… Los hice en dos tamaños, folio y medio folio.


Increíble cómo quedan, os animo a probar con cualquier imagen con fondo blanco.


También hice un cuadro con una tabla y unos papeles de decoupage, son los que utilicé para una lámpara y que compartí con vosotras aquí.


Y con un marco de Ikea y la misma técnica y plantilla que os enseñé en esta entrada, hice este espejo para romper un poco.


 Otra cosa que me gustaba mucho para su dormitorio era una tira con banderines de tela… nunca los había hecho, pero están tirados de hacer. Saqué un montón de retales y fui eligiendo la combinación que quería hacer.
 Aquí os dejo el patrón que encontré en Pinterest:


Sólo tenéis que recortar la plantilla y coser derecho con derecho


Recortar el sobrante


dar la vuelta y elegir el orden que más os guste

Ponerlos con alfileres en una cinta al bies que doblaremos por la mitad.




Cosemos la tira de bies con los banderines unidos, hacemos dos nudos o lazos al final… y queda súper bonito!!





La colocamos sobre el sofá, con los cuadros debajo y listo!!





No me diréis que no es fácil, bonito y sobre todo, BARATO. Es una verdad como un templo que la necesidad agudiza el ingenio. Cuando ves a tu hija adolescente con un dormitorio por decorar, que no quiere nada de lo anterior y tu economía tampoco está para tirar cohetes… hay que dejar volar la imaginación ;)


Espero que os sirva para vuestros proyectos.

Gracias por vuestras visitas y comentarios.

Un beso y hasta pronto!












viernes, 9 de junio de 2017

Feliz de volver...



Ya ha pasado más de un año desde que decidí empezar este proyecto… me lo pensé mucho porque soy tímida y porque no soy una experta en nada de lo que publico. Aunque la idea no era demostrar nada, sino compartir aficiones, ideas, trabajos y proyectos... Y he tenido la oportunidad de conocer a mucha gente creativa y amable. En esta primera entrada al blog os contaba que creo que no hay tiempo que perder… mejor arrepentirse de haber hecho o intentado algo, que de no haberlo hecho. Sólo hay un borrón en todo esto, el poco tiempo que tengo, pero eso ya lo sabía antes de empezar… Me gustaría compartir más cosas, tenía preparadas varias entradas para Navidad y sólo publiqué una… y ha llegado junio sin publicar nada más. Así que el propósito de este segundo año va a ser sacar un poco de tiempo para lo que me hace feliz, y este blog me ayuda a serlo.
Vamos a ello!!










Después de la reforma que hemos hecho en casa y que se ha alargado como si fuera una catedral, había que volver a decorar dos de los dormitorios de mis hijos...y encima con poco dinero, así que me  eché encima varios trabajos :) con los que no he dado abasto… Una funda para un sofá de mi hija, cuadros para dos dormitorios, dos alfombras como ésta que le hice a uno de mis hijos que ahora la quieren los otros dos…
Y pintar y reciclar varios muebles que ya son miembros de la familia:)

En concreto están los muebles infantiles que no puedo tirar (porque estos tres adolescentes también fueron tres enanos hace no mucho tiempo). Los han acompañado en su dormitorio casi desde que nacieron y después en su cuarto de juegos. Ya sé que están amortizados, pero les tengo mucho cariño. No sabía qué hacer con ellos, le he dado muchas vueltas hasta que decidí que les seguirían acompañando con una nueva imagen.

Uno de los dormitorios a decorar era el de mi hija, y empecé a reutilizar algunos de estos muebles.

Tenía una mesa bajita de madera (que había sido compañera de dos sillitas), pintarrajeada y arañada por 20 sitios… Han jugado en ella siempre, han montado el castillo de playmobil, han tomado café los muñecos, han hecho sus primeros deberes…







La limpié con limpiador jabonoso para madera y directamente la pinté con Mary Paint Azul Náutico. Increíble esta pintura, con solo dos manos sin lijar ni imprimar quedó perfecta. No la había usado antes, la pintura que había utilizado para usar sin imprimar era Chalk Paint de Annie Sloan, pero Mary Paint me ha encantado. Tiene también una carta preciosa de colores y queda genial sin ninguna terminación, a diferencia de la pintura a la tiza.

Después de las dos manos de pintura, le puse un dibujo tipo mandala, con una plantilla de esténcil. Lo hice un poco difuminado, en blanco roto.




Aunque la pintura no necesita terminación, le puse barniz para que quede más resistente. Ya no son niños, pero no son tan cuidadosos como los mayores:). La coloqué como mesa de centro delante del sofá y ha quedado preciosa.










Utilizando el mismo bote de pintura, pinté también un cabecero de celosía que era blanco y estaba muy arañado. Y coloqué su inicial, que compré en la tienda Casa, con decoupage con una servilleta que compré hace años en Ikea.














A una estantería que era blanca con un osito, muy de bebé claro está, la pinté también y le puse el mismo dibujo de la plantilla. Le viene estupenda para poner sus libros de lectura, en eso ha salido a mi :)









Y, el cambio más sorprendente, una antigua mesa de ordenador, de estas que se saca una parte para el teclado y para la impresora, horrorosa, negra y color caoba, de contrachapado… ésta sí que no me daba pena tirarla.









Sin embargo, ella la quería para su cuarto!! Como mesa de estudio… para morirse… Así que cogí lo que quedaba del bote de Mary Paint Azul Náutico y empecé a pintarla. Pensando que acababa en la basura. Y con dos manos (en la parte negra, tres) quedó genial. Lo que hace el color… le puse los mandalas en el lateral, en el sobre de la mesa y en la parte que se extrae… no parece la misma!!











Y lo que cunde la pintura… todo esto lo he pintado con un solo bote, y aún le queda un dedo!!

A todo le puse barniz para terminar, para que quedara más protegido de roces y golpes… Y listo!!


Os animo a que os atrevais a pintar aquello que se os ocurra. Todo lo que podéis perder es un bote de pintura y el resultado es posible que os sorprenda, como a mí!!

Gracias por vuestras visitas y comentarios.
Prometo no tardar en volver, que tengo mil cosas que enseñar...



Un beso y hasta pronto!!







martes, 6 de diciembre de 2016

Diciembre


Diciembre, el mes más bonito del año…

La Navidad es mi época favorita… Me encanta adornar la casa, los regalos, las reuniones con mi familia, mis amigos… Disfruto mucho con todo eso, y adorno siempre la casa el puente de la Inmaculada. Así estamos un mes con la casa vestida de Navidad:) Me hace mucha ilusión abrir las cajas e ir sacando todas esas cosas que sólo veo una vez al año y que, sin embargo,  me resultan tan familiares.

Cada año voy incorporando algunos adornos nuevos, últimamente hechos por mí. Y quitando otros… sobre todo los más infantiles que ponían mis hijos y que, aunque no fueran los más bonitos, para mí lo eran por el valor sentimental que tienen. El año pasado ya no pusieron su Belén de plástico, con un montón de pastores, ovejas y serrín en el fondo. Lo ponían ellos casi solos desde que eran muy pequeños, con sus manitas haciendo el río para los patos con papel de aluminio… Me dio mucha pena, pero es así, una etapa acaba y otra empieza, también esta etapa con ellos es bonita y distinta.



El proyecto que os traigo hoy lo hice las navidades pasadas, es un Belén con botones en bastidor. Desde que vi los botones los compré, sin saber que iba a hacer con ellos, y después pensé hacer un cuadro en un bastidor. No lo puse colgado en la pared, lo colgué de la llave de una vitrina del salón.



El patrón de la casita es de Annie Downs, os lo pongo porque lo tiene gratis en su página, en pdf para descargar. La adapté un poco al tamaño del bastidor, y la estrella de Belén me la inventé :)



Aq podéis ver el paso a paso que ya os expliqué para el cuadro del osito. Se hace con fixelina exactamente igual. Las telas que utilicé son: lino para el fondo, tela de estrellitas Tilda para el cielo y otras telas de algodón para patchwork. Para las estrellas utilicé trapillo dorado que planché para abrir como si fuera tela. Podéis utilizar un lazo dorado ancho para recortar las estrellas, si os gustan así.



Luego coséis los botones en el lugar que os guste dentro del Belén y por, último coséis la parte de atrás a puntada escondida. Eso también está explicado en el cuadro del osito.



Yo le puse un lazo de tela de saco y un trocito de cuerda rústica para colgarlo. Acabado!!



Le tengo mucho cariño, esta será su segunda Navidad con nosotros pero ojalá que nos acompañe durante muchas más.

Espero que os animéis a hacerlo o que, al menos, os sirva de inspiración para vuestros proyectos.

Tengo previsto compartir algún proyecto más antes de Navidad porque tengo muchas cosas que enseñaros.

Gracias por vuestras visitas y comentarios.

Un beso y hasta pronto!!



martes, 22 de noviembre de 2016

Costurero Crazy Quilt

Más de tres meses sin aparecer por aquí… Varias cosas, además de las vacaciones, me han tenido tan liada que no he tenido tiempo de publicar nada. Entre ellas, una obra en mi casa que se ha alargado más del doble de lo previsto… como una maldición gitana :). Pero ya estoy de vuelta, con más proyectos que compartir y a tiempo para empezar a preparar la Navidad, mi época favorita del año.

El proyecto que os traigo hoy es una cesta-costurero hecha con 7 piezas de Log cabin. Creo que a esta modalidad “desordenada” se le llama Crazy Quilt. Para que las que no lo hayáis hecho nunca, se trata de coser trozos de tela, siguiendo un orden, en una pieza de entretela. Es muy entretenido de hacer, se pueden ir cosiendo a mano o a máquina y el resultado merece la pena. Yo lo he hecho a mano porque guardé todos los muebles apilados en dos habitaciones y, aunque me llevé la máquina, me dejé atrás el cable!!
De todas formas, es algo que se puede hacer a mano en el sofá, después de cenar:)


El patrón no es mío, es de Manualidades El Dintel, aquí podéis verlo. Desde que vi la cesta, me enamoré de ella. He cambiado algunas cosas, le he puesto más puntadas, y he puesto bolsillos por dentro. El resto es igual.



El patrón del Log se pinta en las 7 piezas de entretela. La pieza 1 no se cose, se pone con un alfiler y se cose al ir cosiendo las demás. La pieza 2 se cose sólo la línea que comparte con la pieza 1… y así sucesivamente.

Después se unen todas las piezas y se decora con puntadas decorativas. Hacedlo antes de poner el forro y el fondo. Yo le hice otro fondo con guata y un acetato dentro, q habrá que sacar para lavar, para que le dé más cuerpo. Los bolsillos son una tira doble, con guata dentro, cosida al forro. Y el asa, no la hagáis muy larga y poned guata doble.










Me encanta cómo ha quedado… Y me viene fenomenal para tener a mano lo que tenga entre manos en cada momento, ya sea patchwork o ganchillo. Y es tan bonita que no me importa que esté en un rincón del salón :)



Espero que os animéis a hacerla o que os sirva de inspiración para vuestros proyectos.

Gracias por vuestras visitas y comentarios.

Un beso y hasta pronto!!



jueves, 11 de agosto de 2016

Territorio Vaquero

Cuando recuperé mi antigua afición al ganchillo, está claro que no tenía ninguna intención de hacer pañitos de abuela… Quería hacer cosas prácticas... 
Ya os comenté aquí que hice un curso de alfombras. La primera alfombra que hice fue para mi hijo mayor, que entonces tenía 16 años, en plena adolescencia… Se acababa de independizar de su hermano a un dormitorio para él sólo y se me ocurrió hacerle una alfombra de trapillo imitando el tejido vaquero…



Este es el patrón y le puse una tira blanca para romper un poco el azul todo igual. 


Quedó muy bonita, y lo mejor, que en esa edad tan complicada le gustó!!!


 La casualidad hizo que me encontrara con unas servilletas de barcos en tonos vaqueros… Decidí hacer un invento con unos lienzos en blanco para pintar, pegando la servilleta en el lienzo. Todo lo que podía perder eran unos lienzos pequeños y unas servilletas, así que lo intenté.



Pegué la servilleta con cola para empapelar al lienzo, con cuidado. Y después le di un barniz mate para proteger… Quedó fenomenal con la alfombra… así que le dimos otro aire a su nuevo dormitorio sin mucho dinero y con mucha imaginación…



Espero que os guste o que al menos, os sirva de inspiración para algo que queráis hacer.

Gracias , como siempre, por vuestras visitas y comentarios.

Un beso y hasta pronto!!


domingo, 17 de julio de 2016

Las camisetas son para el verano (y II)


En verano los días son más largos, pero a mi no me cunde nada... Es este calor que te hace ir a menos revoluciones...Pero lo prometido es deuda y además creo que os he contagiado la fiebre de las camisetas… Me alegro que os gusten tanto como a mí. Ya no habrá más este verano, que le voy a tener que cambiar el nombre al Blog:)

En este post os enseñé las primeras camisetas con aplicaciones, ya os dije que mi hija se pasó un verano con un montón de camisetas hechas por su mí. Y en éste os enseñé las últimas que he hecho este verano, que ya sabéis que fueron para regalar porque María ha crecido…

Sin embargo, cómo le hice tantas, hoy os traigo las que le hice a ella y que no os había enseñado. Son de hace dos años, pero como son clásicas, no pasan de moda. No las he dado, las guardo porque se las hice con mucho cariño y no soy capaz de deshacerme de ellas. Las fotos son de ahora, después de 500 lavados... la prueba de que dan buen resultado.

Le hice ésta con un vestidito, es la original, de ésta copié la turquesa que puse aquí
Aunque ya os puse ya el patrón, fijaros que distinta es con el bajo del vestido de lino y el piquillo en las mangas…









Esta con la bandera de Gran Bretaña se convirtió en una de sus preferidas…


El patrón es casero;), lo saqué de este patrón de punto de cruz. 



Las telas son Tilda, y eso también marca la diferencia. Pienso que la tela es más de la mitad del resultado de la camiseta. Y le puse una cinta de terciopelo elástico en las mangas… fue un capricho, porque era del mismo color que la tela de estrellitas y me encantó. 


Si la niña no tiene los brazos delgados no se la pongáis, porque aunque sea elástica no estira tanto como la camiseta.

Y ésta con las muñecas Gorjuss también fue de sus preferidas… Sólo hay que recortar las muñecas en círculo y hacer una composición que os guste.




Le puse unos madroños en las mangas y quedó así de linda…



 

No he hecho ninguna repetida, pero ésta tuve que hacerla también para mi sobrina Carlota, de la edad de María porque ella me la pidió:)

Y ésta turquesa, que ya os conté que compré la tela solo porque me gustaba con esta camiseta... lo que resalta el moreno...


La hice con una aplicación de patchwork que seguro conocéis, pero os pongo el patrón:



Bueno, acaba aquí la tercera entrega de la Saga “Camisetas de Verano”. Espero que os sirvan de inspiración, al menos.

Gracias, como siempre, por vuestras visitas y comentarios.

Un beso y hasta pronto.